CONTRACTURAS MUSCULARES


Una contractura muscular es, tal y como su nombre indica, una contracción continuada e involuntaria del músculo o algunas de sus fibras que aparece al realizar un esfuerzo.

Suele ser dolorosa pero no reviste gravedad. Además del dolor persistente en el músculo, al tacto se le nota endurecido y tenso. El dolor no es agudo, pero es constante. A veces al cambiar de posición se calma ligeramente, pero nunca desaparece del todo. Según el músculo concreto donde se produzca, puede haber dificultades para moverse con naturalidad. A veces el dolor se puede irradiar hacia otra zona, producir dolores de cabeza, mareos, hormigueos o sensación de adormecimiento en las extremidades.

Las contracturas musculares pueden aparecer por varias causas:

  • Al realizar en esfuerzo superior al que es capaz de soportar.
  • Por llevar una vida sedentaria.
  • Por una acumulación de los metabolitos que provocan dolor e inflamación, al no haber una suficiente irrigación sanguínea que depure la zona.
  • Por debilidad muscular y no poder realizar la fuerza necesaria para realizar una actividad concreta.
  • Por posiciones estáticas, repetitivas, forzadas y mantenidas por largo tiempo.
  • Por movimientos bruscos de un grupo muscular. El músculo, para evitar la rotura de sus fibras, se contrae.
  • Por una mala alimentación e hidratación que ayuda a acumular toxinas en el organismo.
  • El frío puede provocar contracción que, mantenida, puede producir una contractura.
  • El estrés o la ansiedad.

 

¿Qué se debe hacer cuando esto ocurre?

Una vez que ya se ha producido la contractura el objetivo principal es relajar el músculo:

  • Hay que dejar descansar el área en el que tienes la contractura muscular, evitando cualquier forma de actividad física intensa de 2 a 3 días. Una vez pasado ese tiempo, se puede aplicar calor en el músculo afectado para mantener el flujo de sangre hacia la zona.
  • Hacer estiramientos suaves, sin forzar ni rebotar.
  • Masajear la región muscular lesionada. Puede hacerse “en seco” con cuidado, pero lo ideal es tener en el botiquín algo de aceite para masajes, o incluso una pomada calmante (es una ayuda extra).
  • Comer sano y tomar vitaminas para ayudar a tu organismo a sanarse más rápido.
  • Acudir a un profesional para relajar la musculatura, sobretodo si el dolor no cede, no puedes dormir o descansar, sientes pinchazos o descarga eléctrica, tienes hormigueos o adormecimiento de una extremidad.

 

Cómo evitar que nos ocurra.

Lo primero que hay que hacer para tratar una contractura es prevenirla, y para ello qué mejor

que realizar un buen calentamiento para preparar al músculo antes de realizar cualquier esfuerzo. En ese tipo de situaciones es fundamental hacer el ejercicio adecuado para cada caso específico, con el fin de contrarrestar esa tendencia y evitar la repetición de las crisis. Una programación progresiva en intensidad de las cargas también ayudará, de menos a más es el principio de intensidad. Un buen trabajo de estiramientos y flexibilidad también las evita al mejorar la distensión del músculo y facilitar la recuperación del músculo tras el entrenamiento. También es importante evitar posturas incorrectas mantenidas en el tiempo.

 

Es conveniente acudir a la consulta de un profesional para ser tratado y, posteriormente, seguir acudiendo con regularidad para evitar recaídas.

 

Si estás interesado/a en recibir sesiones o tienes un centro y quieres ofrecer formaciones, escríbeme a son@acupunturagrancanaria.com y te informaré sobre lo que necesites.

Son

Las llamadas medicinas alternativas y complementarias son prácticas que actualmente no están consideradas como parte integral de la medicina convencional ortodoxa. La lista de estas prácticas cambia constantemente puesto que las que demuestran ser seguras y efectivas van siendo progresivamente aceptadas por la medicina ortodoxa. Por otro lado, algunas terapias complementarias utilizadas conjuntamente con tratamientos ortodoxos y bajo supervisión y control médico pueden tener efectos beneficiosos para aliviar síntomas, paliar efectos secundarios de los tratamientos y mejorar la calidad de vida de los enfermos. Las técnicas y/o métodos naturales no son una alternativa o un sustituto de la ciencia médica y por eso siempre apostamos por la medicina integrativa. Este blog tiene como propósito compartir y dar a conocer distintas técnicas y/o métodos naturales para integrar cuerpo, mente y espíritu y así prevenir enfermedades y preservar la salud. <3

También te puede gustar...

LEAVE A COMMENT

Algo sobre mi:

Sonsoles Sebastián

Sonsoles Sebastián

Acupuntura y moxibustión. Quiromasaje deportivo y funcional. Osteopatía. Reflexología podal, abdominal y auricular. Drenaje linfático manual. Ventosas. Shiatsu. Si estás interesado/a en recibir sesiones o tienes un centro y quieres ofrecer formaciones, escríbeme a son@acupunturagrancanaria.com y te informaré sobre lo que necesites.

¡Sígueme!

Puedes seguirme en las redes sociales:

Design by:

Design by: