EL OTOÑO, EL METAL Y LA TRISTEZA


El otoño es época de cosecha. Es el período en el que nuestro cuerpo reserva la energía para los meses fríos que nos están esperando en invierno. Los días son más cortos, hay menos actividad y las personas se encuentran más serias que en verano.

También se asocia a las emociones de apatía, ansiedad, melancolía, tristeza, reflexión y “dejar ir”. Por lo tanto, el otoño es buena época para terminar los proyectos que hemos empezado en primavera y recoger la cosecha de nuestros esfuerzos. Es una buena época para mirar hacia nuestro interior.

La energía del otoño, más que ninguna otra época, nos invita hacer limpieza: deshacernos de lo que ya no necesitamos, tanto lo material, en lo físico y en nuestros pensamientos.

Según la Medicina Tradicional China…

Los órganos de otoño según la Medicina Tradicional China son los pulmones y el intestino grueso, su elemento es el metal y su color, el blanco.

Si la energía pulmonar es equilibrada, la energía vital será buena, las vias respiratorias serán fluídas y la respiración será armoniosa, los líquidos circularán libremente, calentando y lubricando los músculos y la piel, la energía defensiva nos protegerá de los ataques externos y nuestro olfato será bueno. La energía propia del pulmón es la serenidad, la quietud, la interiorización y mirar dentro de nosotros.

Si la energía pulmonar es débil, podremos tener síntomas como resfriados frecuentes, gripes, asma, tos, disnea, obstrucción nasal, sequedad, EPOC, bronquitis, pulmonía, neumonía, sinusitis, desequilibrios con la piel y el sudor, caspa, eczemas, dolor en fosa supraclavicular, hombro y espalda, borde anterior y parte media del brazo, tristeza, depresión, falta de energía, cansancio crónico, diarrea o estreñimiento y gases, entre otros.

¿Y qué podemos comer?

En lo relativo a la alimentación, es importante eliminar los alimentos más típicamente estivales como frutas y verduras crudas, zumos, bebidas frías y ensaladas, que son depurativos y producen un efecto de apertura y enfriamiento del cuerpo, pasando a platos más consistentes, nutritivos y calientes, que nos centren, refuercen y estabilicen. Así conseguiremos crear el centro y la fuerza necesarios para afrontar los meses fríos. Hay que empezar a tomar sabrosas sopas, guisos, estofados y en general platos más calientes y ricos en nutrientes.

 

  • El sabor picante, que podemos encontrar en algunas raíces como los rábanos, en verduras como cebollas, cebolletas, puerros y en condimentos como el jengibre o la mostaza, tonifican estos órganos, ayudando a fluidificar y expulsar las mucosidades que a veces se acumulan en ellos.
  • Vegetales, sobre todo los de color blanco: coliflor, cebolla, ajo, puerro, patatas, nabos. También las setas, las reinas del otoño, que estimulan la función del sistema inmunitario y van bien para evitar los resfriados en invierno.
  • Semillas oleaginosas: sésamo, lino, pipas de girasol, pipas de calabaza.
  • Los cereales como granos completos como el arroz integral, la cebada y la avena.
  • Las legumbres como las lentejas, los garbanzos y la soja.
  • Pescado blanco y azul.
  • Huevos, a ser posible biológicos.
  • Carnes magras con moderación: pollo, pavo, ternera.
  • Alimentos fermentados como chucrut, miso, kombucha, o kefir. Apoyan su función inmunológica y probiótica.
  • Frutas de otoño, como mandarina, manzana, naranja.
  • Plantas aromáticas como tomillo, romero, salvia.
  • Como la sequedad es el factor climático relacionado con el otoño y los pulmones también será muy importante tomar té o agua a temperatura ambiente.

“Todo problema físico tiene un componente emocional, y aunque este factor algunas veces es mínimo, otras veces puede ser extremadamente significativo” (R. Rakel).

 

Si estás interesado/a en recibir sesiones o tienes un centro y quieres ofrecer formaciones, escríbeme a son@acupunturagrancanaria.com y te informaré sobre lo que necesites.

Son

Las llamadas medicinas alternativas y complementarias son prácticas que actualmente no están consideradas como parte integral de la medicina convencional ortodoxa. La lista de estas prácticas cambia constantemente puesto que las que demuestran ser seguras y efectivas van siendo progresivamente aceptadas por la medicina ortodoxa. Por otro lado, algunas terapias complementarias utilizadas conjuntamente con tratamientos ortodoxos y bajo supervisión y control médico pueden tener efectos beneficiosos para aliviar síntomas, paliar efectos secundarios de los tratamientos y mejorar la calidad de vida de los enfermos. Las técnicas y/o métodos naturales no son una alternativa o un sustituto de la ciencia médica y por eso siempre apostamos por la medicina integrativa. Este blog tiene como propósito compartir y dar a conocer distintas técnicas y/o métodos naturales para integrar cuerpo, mente y espíritu y así prevenir enfermedades y preservar la salud. <3

También te puede gustar...

LEAVE A COMMENT

Algo sobre mi:

Sonsoles Sebastián

Sonsoles Sebastián

Acupuntura y moxibustión. Quiromasaje deportivo y funcional. Osteopatía. Reflexología podal, abdominal y auricular. Drenaje linfático manual. Ventosas. Shiatsu. Si estás interesado/a en recibir sesiones o tienes un centro y quieres ofrecer formaciones, escríbeme a son@acupunturagrancanaria.com y te informaré sobre lo que necesites.

¡Sígueme!

Puedes seguirme en las redes sociales:

Design by:

Design by: