¿QUÉ ES LA MOXIBUSTIÓN?


La moxibustión una técnica que utiliza, principalmente, el uso del calor para estimular determinados puntos del cuerpo que, según la Medicina Tradicional China, están conectados con órganos vitales. En realidad son los mismos puntos que utiliza la acupuntura, y no son más que lugares concretos repartidos por el cuerpo humano que unidos entre sí forman lo que se llama un meridiano, o lo que es lo mismo, un canal por donde fluye la energía vital del individuo (Qi o energía vital); cuando uno de estos puntos experimenta un fallo, se produce un ‘corte’ del fluido energético, lo que da lugar a un trastorno o alteración determinada alteración concreta.

Moxa. Calor para encontrar el equilibrio.

En la moxibustión el calor se obtiene quemando una planta conocida como ‘moxa’ o artemisa vulgaris. Mediante la transmisión de este calor se consigue que los impulsos provocados por las terminaciones nerviosas de la piel dilaten los capilares, de manera que se mejora la circulación general del cuerpo y, más concretamente, de los puntos sobre los que se aplica directamente este calor. El objetivo es conseguir equilibrar lo que los chinos denominan Qi o energía vital.

La moxibustión no sólo consigue una agradable relajación corporal, si no también contribuye a mejorar determinadas dolencias como, por ejemplo: dolores articulares (artritis, artrosis), lumbago, fatiga, alteraciones digestivas, dolores menstruales, insomnio, aumenta la producción de sangre y el tiempo de coagulación, genera anticuerpos…

 

¿Cómo se aplica la moxibustión?

Existen diferentes maneras de usar la moxa, entre las más conocidas están las siguientes:

Conos: se utiliza la planta de artemisa prensada en forma de pequeño cono, que se colocan encendidos sobre una lámina de jengibre o ajo.

Puros: la artemisa es prensada en forma de puro habano; se prende uno de los extremos y se acerca al punto del cuerpo que se quiera tratar a una distancia de unos 4 centímetros.

Con agujas de acupuntura: se sitúa en uno de los extremos de la aguja una bolita de artemisa prendida, mientras que se coloca la aguja sobre el punto que se quiera tratar, de manera que el calor se transmitirá al cuerpo a través del metal y potenciando los efectos de la aguja.

 

 

Si estás interesado/a en recibir sesiones o tienes un centro y quieres ofrecer formaciones, escríbeme a son@acupunturagrancanaria.com y te informaré sobre lo que necesites.

Son

Las llamadas medicinas alternativas y complementarias son prácticas que actualmente no están consideradas como parte integral de la medicina convencional ortodoxa. La lista de estas prácticas cambia constantemente puesto que las que demuestran ser seguras y efectivas van siendo progresivamente aceptadas por la medicina ortodoxa. Por otro lado, algunas terapias complementarias utilizadas conjuntamente con tratamientos ortodoxos y bajo supervisión y control médico pueden tener efectos beneficiosos para aliviar síntomas, paliar efectos secundarios de los tratamientos y mejorar la calidad de vida de los enfermos. Las técnicas y/o métodos naturales no son una alternativa o un sustituto de la ciencia médica y por eso siempre apostamos por la medicina integrativa. Este blog tiene como propósito compartir y dar a conocer distintas técnicas y/o métodos naturales para integrar cuerpo, mente y espíritu y así prevenir enfermedades y preservar la salud. <3

También te puede gustar...

LEAVE A COMMENT

Algo sobre mi:

Sonsoles Sebastián

Sonsoles Sebastián

Acupuntura y moxibustión. Quiromasaje deportivo y funcional. Osteopatía. Reflexología podal, abdominal y auricular. Drenaje linfático manual. Ventosas. Shiatsu. Si estás interesado/a en recibir sesiones o tienes un centro y quieres ofrecer formaciones, escríbeme a son@acupunturagrancanaria.com y te informaré sobre lo que necesites.

¡Sígueme!

Puedes seguirme en las redes sociales:

Design by:

Design by: